Tag Archives: cappuccino

Preparación del mejor espresso

El Molido es esencial

El molido ideal resultará en un flujo lento y constante de espresso en el vaso. Si es demasiado grueso, el espresso se filtrará liviano y poco concentrado. Muy fino, el café goteará, una gota amarga a la vez.

Para unidades de presión más baja lo ideal us un molido extra fino, con textura granulosa. La textura apropriada se puede obtener con cualquier molinillo económico.

Las unidades de alta presión con calidad comercial requieren un molido más fino con textura similar al polvo. Este se obtiene más fácilmente con un molido de café especializado tipo placa.

Algunas variaciones en el molido hacen una gran diferencia en el resultado, y el café molido fino se pone rancio rápidamente. Para obtener los mejores resultados se recomienda moler los granos justo antes de preparar el café. Si usas café en grano, solamente comprá la cantidad a utilizar para unos pocos días.

Podemos proporcionarte una muestra de café molido para que uses de referencia al moler los granos en tu casa.

Definir la dosis

La dosis correcta prácticamente llena el filtro permitiendo sólo un pequeña puede causar que el café salga impetuosamente y no de la manera adecuada: lenta y uniforme.

Apisonado

Apisonado se refiere a la cantidad de presión con que se empacan los granos de espresso en el filtro. Si el café molido se empaca firmemente, el agua fluye lentamente a través del mismo, asegurando una completa extracción del sabor.

Si el agua parece filtrarse muy rápidamente, aún con un apisonado firme, necesitarás utilizar un grano más fino. De manera inversa, si tu máquina no proporciona un buen flujo, tratá de usar un molido más grueso.

Velocidad de vertido

En condiciones ideales, una carga sencilla de espresso deberiá producir 30 ml de bebida en unos 20 segundos; una carga doble resultaría en 60 ml de bebida en la misma cantidad de tiempo pero con el doble de grano molido.

Se recomienda experimentar con el molido, la dosis y la presión de apisonado hasta lograr la mejor velocidad de flujo y el mejor sabor.

Menos con más

El error más común al preparar un espresso es usar un café molido en exceso. Resultando una bebida que parece un café colado fuerte, no un café espresso auténtico.

Máquinas de espresso para uso en el hogar

Si te apasiona el café espresso, o te gusta beber un cappuccino puro cada día, considerá invertir en una máquina y un molido de calidad profesional. Si preferís un espumoso café latte, las máquinas más económicas se ajustarán bien a tus necesidades.

Las cafeteras y las máquinas para preparar “cappuccino” en el hogar funcionan a presión y no incluyen ni bombas ni pistones. Sirven para preparar un café fuerte, pero no producen la presión necesaria para preparar un auténtico espresso. Además, tienen poca capacidad para preparar leche al vapor.

Photos by: Laughing Squid (red sign), John (blue bottle), OliBac (three beans)